PSICOTERAPIA INDIVIDUAL

Espacio emocionalmente seguro donde poder explorar nuestro interior. Viaje al interior de uno mismo para conocernos con el fin de reducir el sufrimiento. Pues cuando no hay enemigos interiores, los enemigos externos no pueden hacernos daño. Es aprender a quedarse con uno, aprender a escucharnos, comprendernos, aceptarnos y respetarnos. El sentirse profundamente entendido no tiene precio. Lo empezamos experimentando en la relación terapéutica para poder luego dárnoslo a nosotros mismos. El cerebro, el organismo, tiene la capacidad de autosanación pero necesita seguridad psicológica y emocional para poder hacerlo, si está en estado de alerta esto no es posible. En la terapia se establece un modelo de relación diferente que se va filtrando a nuestras vidas.

Se trata de aprender a quedarnos con nosotros, aprender a sentirnos y a escucharnos, aprender a reconocernos, querernos y validarnos, sin tener que pasar por terceras personas. Aprender a darnos nosotros mismos la calma psicológica que necesitamos y que no podemos encontrar fuera. Aprender a autoregularnos emocionalmente y no caer en el caos y el rechazo cuando contactamos con sensaciones más displacenteras. Aceptarnos y querernos con todo, no solo gustarnos cuando estamos bien o lo hacemos bien. Cuando es así, nuestro bienestar depende del viento. Aprender a estar como necesitemos estar, no juzgarnos porque no nos ayuda a salir de ahí. Lo que rechazas se mantiene, lo que aceptas se transforma. Para poder irnos de un lugar primero tenemos que estar allí, no podemos irnos sin haber llegado.

La mejor forma de nunca llegar es creer que ya estas allí, hay que ser muy humilde para poder seguir aprendiendo y creciendo, y hay que ser muy valiente para mirarse a uno mismo con verdad.

Advertisements