EL COMPROMISO CON UNO MISMO

Has de comprometerte para ser feliz. Es necesario salir de la zona de confort (también conocido como la muerte en vida) y activar el estrés positivo para que nuestro rendimiento mejore, además de para ahorrarte la angustia de la evitación. ¿Y cómo no?, para disfrutar de los placeres del sacrificio, pues tenemos un concepto erróneo de lo que es.

Se trata de la actitud vital que tenemos ante la vida, si decidimos responsabilizarnos de ella para recuperar nuestro poder o no. Nosotros DECIDIMOS en todo momento si confiamos en ella o en cambio nos dejamos llevar por el miedo intentando controlar lo incontrolable.

Actúa. No esperes a estar motivado. “Just to do it”, simplemente hazlo. El tema es que intentamos iniciar el ciclo en la fase de acción sin haber generado la motivación interna, sin habernos apropiado de lo que haremos, de la decisión de hacerlo. Y eso hace que cueste mucho trabajo iniciar el movimiento, pues no se ha generado la energía suficiente para ello.

Planifícate. Ayuda a tu cerebro a hacer lo que más le gusta: no pensar. Además, te ayudará a generar motivación interna al visualizarte, o por lo menos, te ayudará a estar por encima de la motivación. La ocupación, el ocio y el descanso dan sentido y significado a la vida. Y lo curioso es que nos unos no se pueden dar sin los otros.

Al final de cuentas, cumplimos o no con nosotros mismos. Es a nosotros mismos a quienes tenemos que rendir cuentas. Somos nuestro Dios. Es ante nosotros ante quienes perdemos poder.

La fantasía es muy poderosa. Es un arma de doble filo y lo curioso es que nos gusta cortarnos con el filo catastrófico porque nos parece más real, porque se nos parece más a lo que pensamos que es la vida; sin embargo, el fantástico lo despreciamos porque no nos parece real. Curiosa paradoja: compramos unas cosas sí y otras no, cuando se trata de lo mismo. Y el punto es que el cerebro no diferencia entre fantasía y realidad. Aprovechemos pues. ¿He de esperar a que alguien me abrace para sentirme abrazada?

Nuestro niño interior nos necesita y nosotros los necesitamos a ellos. Cuando cortas, cortas con todo: con lo bello y con lo no tan bello, con la vida.

Todo en esta vida tiene consecuencias. ¿Estás dispuesto a pagar el precio de ser tu mismo y sentirte nutrido de verdad?

Advertisements

About Carmen Laura, Psicóloga Humanista

Psicóloga Sanitaria y Psicoterapeuta Humanista
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s