Cuando estés perdido y no sepas a donde ir, vuelve a ti

Yo sé que tú puedes sola, y que no puedes tirarte encima de nadie (como me hizo Burdiel con la silla), es muy incómodo. Pero sí que es cierto que necesitas apoyo e inspiración en tu camino. Déjate cuidar. Aprende a recibir. Ábrete a sentir, no tengas miedo, y así los demás se abrirán contigo, no reaccionaran a tu máscara, que se huele. Dar ejemplo es mejor que dar discursos.

Cada vez que te pierdas y no sepas a donde ir, vuelve a ti. Para poder compartirte desde ahí, desde ti, desde lo que eres y no desde lo que te gustaría ser.

MEDITA, mi amor, MEDITA. Estate contigo. Por favor, quédate conmigo. No tienes mejor lugar al que ir que a este. A tu hogar. Ahí, ¿lo notas? ¿Has visto como se calma la niña interior? De alguna manera (y de todas), lo que buscamos fuera es a nosotros mismos, es el poder sentirnos, esa plenitud que sentimos cuando algo nos llena. Pero nos llenamos de nosotros. Es el poder sentirnos, el poder sentirnos completos, valiosos y capaces. Vale, ¿y en qué momento nos perdimos y pensamos que podríamos encontrar todo esto fuera? Me venía la imagen como si dentro de nosotros viviera un globo, la mayoría de veces esta deshinchado por lo que no podemos sentirnos por dentro, se podría decir que no nos roza las paredes por dentro y por eso no nos sentimos. Sin embargo, cuando ese globo se hincha por vientos externos de repente nos roza las paredes internas y podemos sentirnos, podemos notarnos. A mí se me representa como si ese globo fuera nuestro valor, nuestra valía. La cual parece que no sabemos inflar con nuestro propio aire y buscamos pulmones externos que nos hinchen. Con la consiguiente dependencia y asfixia.

Vuelve a ti cariño. Pero no te olvides de ir luego a compartirte con los demás, pero desde otro lugar. No existe un yo sin un tú. Pero no es lo mismo dar que reclamar, y normalmente dando acabamos recibiendo más que reclamando, en contra de lo que podría parecer.

La alegría no es alegría si no es compartida. No, nos pongamos como nos pongamos. Somos seres sociales, y como tales necesitamos del contacto con los demás como el comer. Tal cual, sin nutrición social nos enfermamos. Pero, ¿cómo puede ser que aún estando rodeado continuamente de personas podamos sentirnos a veces profundamente solos? A veces incluso insatisfechos, incapaces de soltar, es como si nunca termináramos de nutrirnos y sentirnos satisfechos para poder soltar, para poder separarnos, nos quedamos pegados, como el ejemplo del agua y la nevera. Como tenemos miedo de no tener agua cuando la necesitemos, nos quedamos en el frigorífico con la puerta abierta y la botella en la mano indefinidamente. Confía y suelta, cuando vuelvas a tener sed el agua estará allí. Yo siento que se debe a que aunque existe el contacto humano diario, eso no asegura contacto humano REAL diario, algo que tanto siento que necesita mi alma. Y necesitar no es una elección, si lo necesitas lo necesitas. Aunque ahora ya no me enfado con el mundo y me quedo pataleando porque empiezo a entender cómo funciona (más bien ligeramente a vislumbrar). Y aunque eso no quita que me fastidie, prefiero gastar la energía en ver cómo puedo hacer para que esos milagros se den en mi vida, más que quedarme esperando y reclamando. Como dice la frase: “En el mundo hay personas buenas. Si no las encuentras, sé tú una de ellas”. Y como decía Gandhi: “Sé el cambio que quieres ver en el mundo”. Da ejemplo y veras como sin querer es contagioso.

Debemos responsabilizarse de nosotros mismos para poder disfrutar de nuestra libertad limitada. Responsabilizarnos de nuestra vida y de su rumbo, que se decide en el día a día, en las pequeñas decisiones, tanto en las que tomamos como en las que no.

Agradezco todo este conocimiento y me comprometo a profundizarlo. Este trabajo nunca termina. Pero en lugar de deprimirme, me relaja, porque entonces, ¿qué prisas? Tú pasito a paso. Despacito y con buena letra. Que andando se hace el camino. Y aunque dé satisfacción llegar, de lo que se disfruta es del caminar. Anda tu camino y luego revisa tus huellas. No te quedes revisando las que diste y las que darías porque ninguna de ellas ya existe. Las que diste ya se borraron, y las que darías nunca se formaron. Las únicas que existen son las que están bajo tus pies. Si no los levantas para caminar nunca podrás deleitarte con la impresión que dejaron.

Acéptate. Lo haces lo mejor que lo puedes hacer ahora mismo. Y eso te honra. Alabo mis esfuerzos. Castigarme no me ayuda a crecer. Humildad polvo de estrella. Baja de la nube y toca tierra, que aquí es donde te esperan y te necesitan.

Los silencios, los silencios son la clave. No los rescates del silencio, no te rescates del silencio. En realidad, te condenas. Deja ser, siente, da espacio y tiempo. Confía. No te dediques a llenar el tiempo por no notar la vida, lo único que consigues es evitar vivir con el consiguiente vacío que esto reporta.

Paciencia mi amor que todo llega y se termina. Solo hay que confiar y trabajar. Ocuparse en lugar de preocuparse. La vida siempre recompensa lo que se sincroniza con ella. No expliques, sino muestra. Dar un ejemplo de vida es la mejor enseñanza que alguien puede recoger. Va calando poco a poco, y al ser tan sutil se hace difícil que aumenten las resistencias. A través del ejemplo y la experimentación es la única manera para transmitir cambios y movimientos internos tan íntimos y sutiles que escapan a la palabra y a la razón. Mostrar nosotros confianza en el proceso hace que la confianza en los demás vaya aumentando.

Te regalo toda mi confianza para que te atrevas a explorar y experimentar, en el fondo, para que te atrevas a VIVIR. No busques fuera todo lo que ya existe dentro, solo has de cambiar la dirección de tu mirar.

Advertisements

About Carmen Laura, Psicóloga Humanista

Psicóloga Sanitaria y Psicoterapeuta Humanista
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s